Nutrición En tu Familia

Dos grandes retos para tener hoy en día niños sanos son los tamaños de las porciones y el hecho de que hay tantas comidas insalubres, pero tentadoras. La elección de alimentos disponibles, cuando los niños y adolescentes se llenan de dulces y alimentos altamente procesados y así llegan a perder el apetito por los alimentos que su cuerpo necesita.

A medida que sus hijos crecen, estarán haciendo mas de estas elecciones por si mismos por lo que nunca es demasiado temprano para empezar a enseñarles a tomar decisiones saludables y equilibradas.

Ideas que usted Puede Usar Todos los Días

  • Sirva los alimentos cerca de su estado natural. Frutas frescas o secas sin azúcar en lugar de fruta ya procesada, pan tipo integral en lugar de pan blanco, cortes de carne sin grasa, puedes utilizar pavo o pechugas de pollo en lugar de carnes procesadas como las salchichas o embutidos.
  • Es mejor lo natural: para los dulces puedes seguir con la fruta seca (Los bebes no nacen queriendo dulces helados o galletas) evite la azúcar refinada y edulcolorantes el mayor tiempo posible.
  • El calcio cuenta: consumir suficiente calcio es difícil para los niños ya que consumen demasiado jugo, refrescos y otras bebidas que no lo contienen. Una forma de ayudar es mediante la limitación de bebidas en su casa también pueden mantener las leches bajas en grasa y leches alternativas fortificadas con calcio y tenerlas ala manos y servirlas a la hora de la comida. A pesar de que tienen azúcar añadido no es tanto como en otros refrescos. En estudios recientes han demostrado que para muchos niños llega a aumentar la ingesta de calcio.
  • Lo que debe hacer: establecer reglas familiares claras sobre cuando es aceptable comer dulces, postres, como por ejemplo, los fines de semanas o en ocasiones especiales.
  • Manténgalo fresco: introduzca nuevos y saludables alimentos a su familia. Los niños son más propensos a comer una gran variedad de alimentos solo si se les da la oportunidad de probarlos. Usted tiene suerte si tienes niños que están abiertos a probar nuevos alimentos y tener una dieta variada. Pero no todos los niños son así. Algunos son quisquillosos con lo que comen y pueden quejarse de las texturas la temperatura olores y sabores fuertes. Los investigadores dicen que este es un fenómeno biológico y algunos niños pueden ser más afectados que otros.
  • No: etiquete a estos niños como “exigentes” o “malcriados”. Lo que deben hacer es aceptar sus hábitos alimenticios y hablar sobre como han discriminado el gusto exigente.
  • No: nunca obligue a su hijo a comer, lo que tiene que hacer es invitarlo a comer y ofrecerle una gran cantidad de opciones saludables.

Algunos niños no prueban alimentos nuevos si no hasta que han visto a otras personas comerlas. Consulte a un pediatra si se preocupa de los hábitos alimenticios. Puede que sea un problema, hable con el pediatra o con médicos que trabajan con niños. Ellos pueden comprender el fenómeno de la discriminación de comida, se puede recetar un multivitaminico o hacer una cita con un especialista en nutrición infantil.

 

Comments

Post new comment