La Prevención de Alcohol por Menores de Edad

Consumo de Alcohol por Menores de Edad

Como un padre responsable y que se preocupa, usted quiere que sus hijos tomen decisiones responsables y consecuentes con sus valores y creencias, respecto al consumo de alcohol. Esta no es una situación simple. Usted puede que tome alcohol en su casa con las comidas, pero usted no quiere que su hijo comience a ingerir alcohol antes de que se convierta en adulto. O a lo mejor usted piensa que ingerir alcohol esta mal o es dañino a cualquier edad y quiere que sus hijos se den cuenta que muchas personas no ingieren alcohol aun siendo adultos. En medio de todo esto, sus hijos escuchan y ven muchos avisos publicitarios que promueven el alcohol. Puede ser que esto les despierte la curiosidad, además, mientras ellos más crecen, mayores serán las presiones de los compañeros para que beban. ¿Cómo enfrenta usted esta situación de una manera positiva y saludable?

¿Sabías Que?

El consumo de alcohol por menores de edad, representa un serio problema de salud en los Estados Unidos:

• Para cuando se gradúan de la secundaria, la mitad de los adolescentes reportan que consumen alcohol regularmente. Un tercio, reporta un excesivo consumo de alcohol.

• El mayor aumento en el consumo de alcohol se produce entre el sexto (6) y el décimo (10) grado.

• Buenas noticias: Muchos jóvenes no consumen alcohol. Cerca del 55% de los estudiantes de educación secundaria, dicen que ingerir alcohol mientras sean adolescentes va en contra de sus principios.

Ideas que usted Puede Usar Todos los Días

Involúcrase

• Supervise — Entérese adonde van sus adolescentes y a quienes frecuentan. Si ellos van a una fiesta, cerciórese de antemano si un adulto va a estar presente de manera activa y si es que van a tener acceso al alcohol.

• Mantenga a su hijo involucrado — Manténgalo activo en clubes para jóvenes, actividades de la escuela, actividades religiosas y otros ambientes con personas responsables que sirvan de ejemplo. Esto reforzará los mensajes positivos que usted haya utilizado en su hogar.

• Tenga un plan —A medida que su adolescente vaya obteniendo más independencia, negocie un plan para las medidas que usted tomará en caso de que su hijo o hija caiga en algún problema relacionado con el alcohol. Haga de la seguridad su prioridad.

• Establezca las consecuencias—Sea claro acerca de las consecuencias que acarrea el ingerir alcohol, cuando se es menor de edad, antes de que esto se transforme en un problema. Sin embargo, no establezca estas consecuencias como algo muy grave, de manera que su adolescente tenga miedo de pedirle ayuda si se encuentra en problemas serios, o si necesita alguien que lo lleve a la casa de una manera segura.

Comuníquese

• Hable — Mantenga una comunicación abierta y honesta. Ayude a que sus hijos se sientan cómodos hablando con usted, acerca de tópicos importantes y difíciles.

• Sea diligente — No espere que sus su hijos le comenten sobre el alcohol o el consumo del mismo. Use noticias del periódico, avisos comerciales, incidentes personales y otros hechos, para traer el tema a colación—-antes de que se transforme en una crisis.

• Comparta lo que usted cree — Sea claro respecto a sus valores y expectativas sobre el consumo de alcohol y las razones del porque los jóvenes no deben tomar.

• Sea honesto — Sea honesto respecto a su propio consumo de alcohol. Si usted bebía cuando era un adolescente, comente porque usted cree que fue una mala decisión.

Piense en la Comunidad

• No sea parte del problema — Nunca compre alcohol para los jóvenes o provea alcohol para una fiesta de adolescentes, no importa cual sea la ocasión.

• Conéctese — Hable con otros padres acerca de sus valores y preocupaciones. Converse con ellos respecto a lo que usted espera de sus hijos y motívelos a que les impongan restricciones cuando fuese necesario. Si tiene problemas con ciertas situaciones, pídales consejo y apoyo.

Enseñe

• Muestre — Exhiba control sobre su propia vida. Si usted toma, hágalo con moderación. Si usted o su pareja tiene problemas con el alcohol, pida ayuda profesional.

• Enseñe — Ayude a que sus hijos desarrollen habilidades para resistir las presiones para que tomen alcohol. Hágalo, dándoles oportunidades para que tomen decisiones y sean responsables comenzando a temprana edad. Juegue diferentes roles con sus hijos, para enseñarle como pueden decir que no, dele otras opciones para cuando se sientan presionados a tomar.

• Mantenga la perspectiva — Si sus hijos prueban el alcohol, ataque el problema directamente, pero no asuma que son un “caso perdido”. Aprovéchelo como una oportunidad para ayudarlos a que aprendan de sus errores. Sin embargo, si los problemas persisten o se transforman en algo más serio, busque ayuda y apoyo profesional.

 

Comments

aaaa

Post new comment